Cuatro bolas negras y cin­co bolas blan­cas se colocan, en orden arbit­ra­rio, alre­de­dor de una cir­cun­fe­ren­cia.

Si dos bolas con­secu­ti­vas son del mis­mo color, enton­ces se inser­ta una nue­va bola neg­ra ent­re ellas. En caso cont­ra­rio, se inser­ta una nue­va bola blan­ca.

Tras esto se reti­ran las bolas blan­cas y negras pre­vi­as a la inser­ción.

Repitiendo el pro­ce­so, ¿es posib­le obte­ner nue­ve bolas blan­cas?

Categorías: Acertijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia de uso. El uso continuado de la página implica la aceptación de la política de cookies.
ACEPTAR

Aviso de cookies